La Vaquería Damos a conocer nuestra historia

La Vaquería es un restaurante nacido en 1989 ubicándose en una masía típica catalana hasta 2003. Desde entonces, el Restaurante La Vaquería se ubica a tan solo 100 metros de su antigua masia, en un acogedor local totalmente nuevo. De esta manera, La Vaquería se convierte en la segunda parte de uno de los restaurantes más típicos de Vilanova del Vallés y del Vallés Oriental.

Actualmente la antigua masía donde habíamos ofrecido servicio desde 1989 ha dejado de existir, dejando en el recuerdo su paso a través de los años, donde hemos podido vivir y celebrar con mucha alegría gran número de fiestas, bodas, comuniones, despedidas de soltero/a…

A lo largo de los años el restaurante ha ido cambiando hasta llegar a convertirse en lo que actualmente es. Después de más de 25 años trabajando para garantizar a nuestros clientes el mejor servicio y calidad, seguimos ofreciendo grandes alternativas gastronómicas; cocina tradicional, cocina de mercado y marinera, pescados y mariscos fresco, caza y nuestras grandes especialidades; cochinillo a la segoviana, lechazo de Aranda, caracoles a la llauna, calçots,…

Situados en el corazón del Vallés oriental, ofrecemos a nuestros clientes un restaurante familiar donde podrá disfrutar de gran profesionalidad, una alta calidad y variada cocina de mercado.

Además, confeccionamos todo tipos de menús adaptados a las necesidades de nuestros clientes y ofreciendo, no solamente grandes alternativas de cocina, sino también grandes alternativas económicas.

Hace más de 20 años, nuestro restaurante se presentó como uno de los pioneros en el Vallés en presentar a nuestros clientes sus calçotadas. Actualmente seguimos manteniendo la tradición y mantenemos nuestros menús de calçotada activos desde Octubre hasta Abril (final de temporada).

A día de hoy, siendo conscientes de las dificultades económicas por las que todos pasamos, también ofrecemos a nuestros clientes un menú diario muy completo (carnes ibéricas a la losa, pescado fresco, arroz de marisco,…), además de menú de fin de semana.

Y lo que es todavía mejor, ofreciendo la gran mayoría de nuestros productos caseros, así como productos ecológicos de nuestro propio huerto.

Toda esta historia y toda la que nos queda aún por vivir, y la que ha hecho posible convertirnos en un gran restaurante, ha sido siempre gracias a unos grandes clientes.